La Accesibilidad Web por fin se actualiza en España

 ¿por qué es tan importante conseguir que los contenidos de las aplicaciones web sean accesibles?

Una tarea aparentemente tan sencilla como, por ejemplo, usar Facebook puede convertirse en una misión imposible para las personas con alguna discapacidad.

Rubén González Crespo, profesor del Máster MBA Internacional en Administración y Dirección de Empresas de Bureau Veritas eLearning, desarrolla un tema espinoso: la accesibilidad web para gente con alguna discapacidad. Las páginas web deberían estar adaptadas para todos, con el fin de que una tarea aparentemente tan sencilla como, por ejemplo, usar Facebook  no se convierta en una misión imposible para las personas con alguna discapacidad.

Me gustaría comenzar planteando una pregunta básica para que todos podamos comprender la relevancia que ha tomado en nuestra sociedad del conocimiento la accesibilidad, que pretende reducir la brecha digital entre diversos sectores de la población: ¿por qué es tan importante conseguir que los contenidos de las aplicaciones web sean accesibles?

La respuesta no es sencilla. Si empezamos por comprender el término de accesibilidad podemos decir que este es un derecho que posibilita a la persona a permanecer en lugar de forma autónoma y confortable. Haciéndolo extensible a la web podríamos definir que esta se refiere a la capacidad de acceso a la web y a sus contenidos por todas las personas independientemente de la discapacidad (física, intelectual o técnica) que presenten o de las que se deriven del contexto de uso (tecnológicas o ambientales).

Actualmente según la Organización Mundial de la Salud hay aproximadamente 600 millones de personas con algún tipo de discapacidad a lo largo y ancho de nuestro planeta. Si queremos conseguir que este conjunto tenga los mismos derechos, desde el punto de vista de ser una sociedad igualitaria, es necesario desarrollar un conjunto de adaptaciones para que , por ejemplo, personas con problemas auditivos o visuales puedan realizar las mismas operaciones del día a día que aquellas que no los tienen. Visitar Facebook o Twitter, realizar una transferencia bancaria, poner un recurso administrativo vía web o ver una película online, pueden llegar a ser un imposible si no nos ponemos en su situación.

Esto, que hace años dependía de la buena voluntad de las personas que desarrollaban las aplicaciones web, se empezó a regular en España desde el año 2004 con la aparición de una ley (UNE 139803:2004) que en primera instancia recomendaba hacer los contenidos accesibles. Posteriormente, con la aparición de nuevas leyes, como la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI), a partir de 2009 se obliga a crear contenidos digitales accesibles a la Administración Publica, a las entidades y empresas encargadas de gestionar servicios públicos, a empresas privadas receptoras de financiación pública y finalmente a las empresas con más de 100 trabajadores o con una facturación de más de 6 millones de euros (especialmente las entidades bancarias, las aseguradoras, las agencias de viaje, las empresas de transporte, las suministradoras de gas, agua y electricidad, las empresas de telecomunicaciones y las grandes superficies).

Además, para garantizar el cumplimiento de la ley se llegaron a establecer sanciones que van desde los 301 euros hasta el millón de euros por el incumplimiento de dicha norma.  En  España hasta la fecha no ha habido ninguna sanción económica, algo que sí ha ocurrido en otros países de Europa.

La accesibilidad web establece tres niveles de accesibilidad, A, AA y AAA, que se corresponden con las prioridades que deben cumplir las webs, yendo desde lo más básico, prioridad 1, permitiendo que algunos grupos de personas puedan usar los documentos web, a prioridad 3, que mejora la accesibilidad global de los documentos web.

Hasta aquí todo parece coherente y lógico, sin embargo, no todo ha sido tan bueno. Conseguir que las aplicaciones web fueran accesibles en nivel AA, que es lo que establece la ley LISI de 2009, supuso un gran desembolso económico para las organizaciones. Y, ¿qué ocurre cuando después de haber realizado dicho desembolso se aprueba una actualización de la ley (UNE 139803:2012) que hace que la adaptación realizada ya no sea suficiente? En principio nada, simplemente hay que aceptarla y ejecutarla. No obstante, la problemática ha surgido porque esta actualización llega tarde.

La ley del año 2007 se corresponde con las Pautas de Accesibilidad al Contenido Web 1.0, que datan del año 1998, y la ley actual se corresponde con las Pautas de Accesibilidad al Contenido Web 2.0 de diciembre de 2008. Entonces, si a principios de 2009, cuando los contenidos tenían que ser accesibles teníamos ya disponible la versión 2.0, diferente, ampliada, mejorada y más compleja, ¿por qué aplicar la versión 1.0? ¿No habría sido más sencillo conseguir reducir los costes derivados de tanta adaptación, con una sola ley que podría haber llegado a tiempo?

En fin, esto es lo que hay y se debe cumplir con ello, por lo tanto, es recomendable revisar el Anexo B de la norma, donde se describe una tabla de correspondencia entre la norma antigua y la actual. También os recomiendo, a todos aquellos que debáis o queráis embarcaros es esta aventura que utilicéis el documento Comparativa entre los puntos de comprobación de las Pautas de Accesibilidad de Contenido Web 1.0 y las Pautas 2.0, agrupados por prioridades, que os facilitará la vida.

Esperemos que en un futuro sea diferente, pero teniendo una de las administraciones más complejas del mundo, me atrevería a vaticinar que es lo que de nuevo va a volver a ocurrir.

Si quieres conocer otras reflexiones de Rubén González, acerca de materias tan actuales como Business Inteligence, puedes consultar sus webinar: El origen del BI: La Gestión del Conocimiento, Gobierno de TI para una correcta toma de decisiones con BI o Business Intelligence al servicio de la Dirección de Proyectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s