La gestión de residuos, una apuesta de futuro

Fotografía: Phiseksit [FreeDigitalPhotos.net]“Noelia Sánchez es Profesora del Área de Medio Ambiente en Bureau Veritas Centro Universitario”.

En la Unión Europea se generan cada año aproximadamente 2.000 millones de toneladas de residuos, de los cuales, más de cuarenta millones están clasificados como peligrosos. En los últimos seis años, la cantidad de residuos generados aumentó un 10 % cada año.

Las principales fuentes de residuos son la agricultura, la construcción, las actividades mineras y las zonas urbanas.

Esta situación es ya insostenible. Los residuos han dejado de ser solo un peligro para el medio ambiente para constituir también una amenaza cada vez mayor para la salud de los seres humanos.

El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución sobre la gestión eficaz de los residuos, en respuesta a las peticiones de cientos de ciudadanos preocupados por la inadecuada gestión de los desechos.

Los parlamentarios europeos, piden a los países miembros un esfuerzo para aumentar las inversiones en este campo y poder así establecer estrategias, infraestructuras e instalaciones adecuadas para gestionar los residuos.

La Eurocámara subraya los beneficios económicos, medioambientales y sanitarios de una buena gestión de los residuos y pone de manifiesto que la industria del reciclado ofrece la posibilidad de crear hasta medio millón de empleos. Incluso, manifiesta que si se aplicase plenamente la legislación sobre reciclado se podrían ahorrar 72.000 millones de euros.

No hay una solución única que pueda aplicarse a todas las situaciones, pero la estrategia de la Unión Europea en relación a la gestión de residuos se fundamenta en los siguientes principios:

■        Principio de prevención: la producción de residuos tiene que reducirse y, cuando sea posible, evitarse.

■        La responsabilidad del productor y el principio de que quien contamina, paga: los que producen residuos o contaminan el medio ambiente deben pagar todos los costes de sus acciones.

■        Principio de precaución: tienen que anticiparse todos los problemas potenciales.

■        Principio de proximidad: los residuos deben eliminarse lo más cerca posible de su origen.

Estos principios se concretan en una estrategia general que establece una jerarquía de operaciones de gestión de residuos:

1. Prevención de los residuos.

2. Reciclado y reutilización.

3. Eliminación definitiva.

Se pone de manifiesto la necesidad de reducir los traslados de residuos y mejorar la normativa al respecto, así como de establecer mejores instrumentos de gestión de residuos, como pueden ser por ejemplo: instrumentos reglamentarios y económicos, estadísticas fiables y comparables sobre residuos, planes de gestión de residuos y vigilancia del cumplimiento de la legislación.

La Comisión Europea va a apoyar y financiar distintas medidas para mejorar la situación actual, como son: la investigación técnica; las industrias de reciclado; la formación; las campañas de sensibilización; y el intercambio de buenas prácticas entre países.

Se pone de manifiesto que todos los sectores de la sociedad tienen que buscar soluciones pensando en nuestro beneficio y en el de las generaciones futuras. Todos somos responsables de nuestro entorno y cada decisión y actuación personal afecta al mundo que nos rodea.

Las empresas pueden optar por:

■        Desarrollar productos y técnicas de producción que reduzcan la generación de residuos. Con ayuda de análisis del ciclo de vida y balances ecológicos, pueden diseñarse productos cuyo impacto ambiental sea mínimo a lo largo de toda su vida útil. De esta manera no solo se reducirá el volumen de residuos y se consumirá menos energía y materiales, sino que también se puede ahorrar dinero.

■        Limitar la cantidad de envases en que se ofrecen los productos y planificar con las autoridades locales la manera de aprovecharlos para que puedan volver a usarse.

■        Animar a los proveedores a que reduzcan la cantidad de envases con que entregan sus productos.

Nunca debemos olvidar que cada día cada uno de nosotros puede aportar algo para mejorar la situación, por ejemplo:

■        Reduciendo el volumen de residuos que generamos.

■        Comprando productos ecológicos y productos con pocos envases.

■        Reutilizando los envases siempre que sea posible.

■        Efectuando una separación de residuos para el reciclado.

■        Considerando las posibilidades del compostaje de materia orgánica.

■        Siendo especialmente cuidadosos a la hora de eliminar los residuos domésticos peligrosos.

La problemática de los residuos en Europa es extensible al resto de regiones del mundo y está en manos de todos nosotros solucionarla.

Una respuesta a “La gestión de residuos, una apuesta de futuro

  1. Pingback: ¿Es posible la producción sostenible de alimentos? | El Blog de Bureau Veritas Centro Universitario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s