La ponderación de intereses por parte de los ciudadanos en plena crisis

Hotel El AlgarrobicoLa Directora del Máster Oficial Universitario en Responsabilidad Corporativa de Bureau Veritas Centro Universitario, Mº del Mar Muñoz, escribe en este post sobre el Hotel El Algarrobico.

Hace poco hemos tenido noticias de que algunos vecinos de Carboneras reescribían la pintada que Greenpeace había puesto en el Hotel El Algarrobico, en el Parque Natural del Cabo de Gata, (Almería).

La larguísima historia y los devenires de la construcción de este Hotel nos deberían hacer pensar qué es lo que se está exigiendo al pueblo de Carboneras. Pues, además, este más que dilatado transcurso del tiempo para la resolución del conflicto, tiene mucho que ver con el actual estado de la cuestión.

Para tratar de entender cómo se ha llegado a esta situación intentaré sistematizar los principales hitos legales y judiciales que han afectado a esta edificación, clasificándolos en función de las diferentes planificaciones que han concurrido en ella –fruto de la distribución competencial de los arts.148 y 149 de la CE 1978-:

1. Planificación y gestión urbanística. Entre 1987 y 1997 se produce la aprobación definitiva de las Normas Subsidiarias (NNSS) del Término Municipal de Carboneras, con la identificación y demarcación el Sector; la aprobación definitiva (por la Comisión Provincial de Urbanismo de Almería) del Plan Parcial del Sector y aprobación inicial del Proyecto de Urbanización del Sector (por el Pleno del Ayuntamiento de Carboneras) y la aprobación definitiva del Proyecto de Bases y Estatutos del Sector (por la Comisión Provincial supra señalada) y constitución de su Junta de Compensación.

En 1998 se produce la aprobación definitiva de la Revisión de NNSS, con el correspondiente informe positivo por parte de la Dirección General de Costas en relación al cumplimiento de la Legislación de Costas.

2. Planificación de espacios naturales (y bienes públicos), que vinculan legalmente a las de carácter urbanístico: el 28 de julio de 1988 se aprueba la Ley de Costas, si bien no es hasta noviembre de 2005 cuando se produce la aprobación definitiva por el Ministerio de Medio Ambiente del expediente de deslinde del Dominio Público Marítmo-terrestre, (iniciado en 1992) por la Dirección General de Costas con una servidumbre de 20 metros, que es finalmente ampliada a 100 metros.

En 1994, se amplía el Parque Natural del Cabo de Gata hasta los terrenos en los que se encuentra el hotel, aprobándose su correspondiente Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN).

3. Edificación del Hotel: En 1999, las sociedades Parque Club El Algarrobico (participada por la Junta de Andalucía) y Río Alías venden los terrenos a la sociedad promotora del Hotel, Azata del Sol, S.L. Entre de 2000 y 2003, se prueba definitivamente por el Ayuntamiento de Carboneras el Proyecto de Compensación del Sector y se concede la Licencia de Actividad.

4. Actuaciones Judiciales (valga algún ejemplo): Desde que en 2006 Greenpeace interpusiera una demanda, el mismo Juzgado que ordenó la paralización cautelar de las obras (año 2006), estimó que el Planeamiento Urbanístico del Sector se aprobó de forma incorrecta y que declaró nula la licencia de obras (año 2008), rechazó en el 2011 la ejecución provisional de la sentencia que declaraba la ilegalidad de pleno derecho de la licencia.

Además, ese mismo año 2011, el TS confirmó dos sentencias del TSJ Andalucía en las que se declaraba nula la modificación que la Junta había tratado de hacer en 2008 del PORN del Cabo de Gata, modificación que calificaba como «área degradada» y en la que son compatibles las nuevas edificaciones y la rehabilitación de las existentes, el paraje del Algarrobico.

Pues bien, teniendo en cuenta:

a) El plazo de más de 10 años transcurridos desde la aprobación de las NNSS hasta la aprobación definitiva del Proyecto de Bases y Estatutos del Sector.

b) Que existe un informe positivo de la D.G. de Costas sobre la revisión de las NNSS.

c) Que se inicia un deslinde en 1992, y no es hasta 2005 que se aprueba definitivamente (con además un cambio nada desdeñable en la extensión de la servidumbre).

d) Las diferentes actuaciones de la Junta de Andalucía en este asunto: como propietaria de terrenos que luego se venden para construir el hotel; como competente en materia de espacios naturales, (ampliación del Parque y posterior modificación de su PORN).

e) Las dispares resoluciones judiciales de un mismo juzgado.

No puedo por menos que preguntarme hasta qué punto se puede exigir a los vecinos de Carboneras el cumplimiento de un deber al que se refiere el apdo. 1 del art. 45 de la CE 1978, cuando ese mismo artículo 45, en su apdo. 2 señala que «Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente (…)».

Mandato con categoría de Principio Rector de la Política Social y Económica y que, conforme señala también nuestra Constitución, art. 53.3, han de «informar la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s