La movilidad eléctrica en la logística de última milla

La movilidad eléctrica en la logística de última millaLa Coordinadora del Master MBA Internacional en Administración y Dirección de Empresas y del Máster Oficial Universitario en Logística Integral y Comercio Internacional, Lorena Quidiello, nos habla en este post sobre los vehículos eléctricos en la distribución urbana de mercancías.

La distribución urbana de mercancías, conocida también como logística de última milla, representa el último eslabón de la cadena de suministro y es imprescindible para mantener la actividad económica de las urbes.

La previsión en los próximos años, es que tenga lugar un incremento continuado del número de personas que se van a vivir a las ciudades. Se prevé que para el año 2030, aproximadamente más del 60% de la población mundial se concentre en las urbes.

Esto directamente provocará una necesidad de más movimiento de personas y mercancías, por lo que las congestiones de tráfico aumentarán, y con ello la contaminación, la emisión de gases de efecto invernadero, el ruido y el consumo energético.

Por otro lado, las ciudades cada vez son más dispersas, lo que conlleva mayores necesidades de realizar desplazamientos, favoreciendo que se utilice más el vehículo privado para desplazarse de las periferias a los núcleos de las urbes, en los que se encuentran los principales comercios, oficinas, centros de trabajo o de ocio.

La movilidad urbana se convierte así en un importante reto al que se enfrentan los núcleos urbanos, y se ha de gestionar adecuadamente, dando respuesta a las necesidades de la población (ciudadanos y empresas) al mínimo coste económico, medioambiental y energético posible. Pensemos que la productividad generada en la ciudad, depende en sí de que esta movilidad urbana o sistema de transporte sea eficiente.

Las necesidades de movilidad de los ciudadanos y las propias a la distribución de las mercancías, han de estar, de este modo, equilibradas con la protección medioambiental, el desarrollo económico global y la cohesión social.

Dentro de este contexto que hemos definido, ¿proporcionaría ventajas el hecho de utilizar vehículos eléctricos en la distribución urbana de mercancías?, ¿ahorrarían dinero los operadores logísticos utilizando este tipo de vehículos?

Muchas empresas del sector logístico ya están apostando por este medio, utilizando por ejemplo, bicicletas asistidas con motores eléctricos, para repartir paquetes en los barrios de los centros de las ciudades, o vehículos eléctricos más ligeros, que se adaptan perfectamente a las estrechas calles de las urbes.

Algunas de las razones que están fomentando el uso de este tipo de vehículos son las siguientes:

  • Ahorro en costes, en gastos de combustible o mantenimiento del propio vehículo.
  • Reducción de la contaminación atmosférica y de las emisiones de CO2.
  • Mejor imagen de la empresa, al ser más responsable con el Medio Ambiente.
  • Facilidades a la hora de llevar a cabo operaciones de carga y descarga, o a la hora de acceder a zonas de la ciudad que están restringidas a vehículos contaminantes, como son los de gasolina o gasóleo.

Estas razones nos ayudan a reflexionar y comprender cómo el mayor uso de los vehículos eléctricos optimiza la distribución urbana de mercancías y consigue que las empresas se diferencien de la competencia, alcanzando así una ventaja competitiva en el mercado.

Una respuesta a “La movilidad eléctrica en la logística de última milla

  1. Pingback: La movilidad eléctrica en la logística de última milla — El Blog del Alumno – suministrointeligente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s