Formación especializada en el sector Agroalimentario como oportunidad profesional

 

Formación sector agroalimentario

La Coordinadora del Máster Oficial Universitario en Gestión de la Seguridad Alimentaria de Bureau Veritas Centro Universitario, Belén Macías, nos habla en este post sobre la oportunidad profesional en el sector Agroalimentario.

El sector Agroalimentario resulta un entorno continuamente cambiante desde el punto de vista normativo y reglamentario. No es comparable el control de la Seguridad Alimentaria que las empresas manejaban hace simplemente unas pocas décadas con lo que ahora mismo se encuentra al alcance de las organizaciones.

Con ello no hacemos únicamente referencia a las labores legislativas, como por ejemplo, el favorable cambio que ha traído consigo a nivel europeo la primera disposición que se publicó para reformar la legislación alimentaria través del Reglamento 178/2002/CE, y el desarrollo consecutivamente posterior de los Reglamentos del Paquete de Higiene desarrollados a raíz de este primer reglamento, en el año 2004. Sino también, la referencia está en torno a las herramientas de las que las compañías alimentarias pueden hacer uso para preservar la Seguridad Alimentaria, a través de las normas de voluntaria implantación y que a nivel internacional resultan reconocidas, como son BRC, IFS, ISO 22000 o FSSC 22000,  todas ellas con el valor añadido de la posible certificación por una entidad acreditada reconocida para ello.

De hecho, estas normas, al igual que la propia legislación de aplicación, deben ir adaptándose de igual forma, de ahí las revisiones periódicas de ellas, siempre con el objetivo de ir en paralelo a las necesidades empresariales y de mercado. En sí, adaptarse a los cambios propios de la Industria Alimentaria.

Así, BRC ha publicado hace poco más de un año, en enero de 2015, su nueva versión 7 en BRC Food, aplicable en las organizaciones a partir de junio de ese mismo año, y que incluye aspectos de tal relevancia en el entorno de la Industria Alimentaria, como los cambios para un mejor control de la trazabilidad, reflejando el relevante aspecto del fraude alimentario, la gestión del etiquetado de alimentos o la propuesta a las compañías certificadas de  sumarse a programas de auditorías no anunciadas.

De igual forma, la norma IFS Food, actualmente aún en su versión 6, se encuentra en proceso de revisión con el objetivo también de realizar la próxima publicación de la versión 7, prevista para el próximo año 2017.

Sumado a estas también figura la próxima revisión de la ISO 22000, que contará con una Estructura de Alto Nivel, al igual que las nuevas versiones del pasado año 2015 en relación a las archiconocidas normas ISO 9001 y 14001 de Sistemas de Gestión de la Calidad y el Medioambiente, respectivamente. De esta forma, y, si todo va según lo previsto, resulta esperable que la nueva versión de la norma ISO 22000 sea publicada de igual forma, a lo largo del 2017.

Cortos ya los caminos para una nuevas versiones de las normas que se esperan suscitando un gran interés.

Para la empresa, son muchos los beneficios que estas normas aportan desde su implantación, constituyendo una prueba evidente del cumplimiento de la legislación en materia de Seguridad Alimentaria, y cómo a través de su certificación reducen el número de auditorías soportadas, ya que la certificación evita auditorías de empresas de distribución y otros clientes, que reconocen la auditoría de certificación como propia, y suponiendo en sí una diferencia competitiva, asegurando una mayor facilidad para la transparencia a lo largo de toda la cadena de suministro.

En cualquier caso, estas normas evolucionan continuamente, por lo que asume una gran relevancia el conocimiento de ellas, traduciéndose en una fuerte demanda de este perfil profesional por parte de las empresas que disponen de ellas. El poseer en la empresa de personal con conocimiento sobre estas normas (bien en su plantilla o bien como asesores) que controle estos referentes a nivel nacional e internacional, y mantenga en funcionamiento los requisitos, se convierte en una excelente oportunidad laboral. La especialización en Seguridad Alimentaria permite desempeñar funciones de desarrollo, implantación y mejora de mecanismos de Seguridad Alimentaria, inspección alimentaria y control higiosanitario de productos alimentarios. Personal cualificado en los Sistemas de Gestión de la Seguridad Agroalimentaria se convierte, hoy por hoy, en una profesión actual y de futuro.

Además de las necesidades formativas en las actualizaciones de estos estándares, a través de cursos que reciclen y mantengan los conocimientos al día, llevando a cabo para ello la formación continua que todo profesional que trabaje en una compañía del sector necesita; puesto que el sector también precisa de profesionales formados en Seguridad Alimentaria mediante la formación de Posgrados, porque, efectivamente, resulta necesaria la especialización en este ámbito.

No debemos olvidar que la formación especializada facilita la búsqueda de empleo y la mejora profesional de una forma sustancial, como así estamos viendo a través de nuestra institución desde hace años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s