El liderazgo cotidiano en tiempos de cambio

Día Mundial de la Calidad: liderazgo

El profesor del Área de Calidad, Responsabilidad Corporativa y Excelencia de Bureau Veritas Formación, Daniel Gallego Ramos, ha realizado un texto especial con motivo del Día Mundial de la Calidad 2017, centrado en la importancia del liderazgo y la innovación.

Decía Steve Jobs que “no puedes preguntarles a tus clientes lo que quieren y luego intentar dárselo porque para el momento en el que lo hayas producido, querrán algo nuevo”. Vivimos en una sociedad en la que tanto empresas como profesionales están sometidos a un cambio continuo, cada vez más rápido, profundo y, en ocasiones, disruptivo.

Este jueves 9 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Calidad (DMC), que fue promulgado por la ONU en 1990 y desde entonces se conmemora el segundo jueves de cada mes de noviembre. Cada año, desde entonces, el mundo de la calidad se convierte en referente y abandera innovadoras propuestas para afrontar los retos empresariales y profesionales del futuro. En este DMC2017, todas las organizaciones que están detrás de congresos, conferencias y cualquier evento organizado para esta semana de la calidad impulsan el mismo concepto estratégico: el liderazgo.

El foco en el liderazgo, una de las novedades más llamativa en las normas de gestión

Desde hace décadas, la certificación de los Sistemas de Gestión de la Calidad es considerada una pieza clave para que un proyecto esté abanderado al más alto nivel, así como para que su implantación tenga éxito y su funcionamiento sea el correcto. Se decía que, si la persona que tenía la máxima responsabilidad en la empresa no se implicaba en el proceso, era difícil que lo hicieran el resto.

Muchos años después, al entrar en vigor la edición de 2015 de la ISO 9001 y todas las demás normas que comparten y van a compartir su estructura de alto nivel, tanto profesionales como empresas han tenido que identificar las novedades que aportaban como indicadores de las mejores prácticas del sector y así poder implementarlas en sus organizaciones en busca de la mejora continua.

Al hacerlo, han descubierto con sorpresa, que una de las novedades más llamativa es el protagonismo que se le ha dado al liderazgo. Primero, constituyendo uno de los siete principios básicos de la gestión de la calidad y, luego, en el articulado, ocupando y protagonizando de manera directa o indirecta el punto 5 de la citada norma, en el que se exige que la alta dirección demuestre el liderazgo y su compromiso con los principios fundamentales de la gestión de calidad.

La sorpresa viene dada por la exigencia expresa de evidenciar el liderazgo como pilar de las mejores prácticas recogidas en la propia norma. No es extraño entonces que, este año, en el día en el que todos los ojos del mundo se posarán sobre la calidad y sus nuevos retos, el liderazgo se haya convertido en la referencia.

Liderazgo para capear el temporal

Estamos asistiendo a la llamada cuarta revolución industrial o industria 4.0, la globalización de la economía, la internacionalización, la transformación digital, el “Big Data” y la creación de valor en las empresas, la economía circular y la innovación continua.

En medio de este temporal, las organizaciones serán barcos que necesiten el liderazgo de su capitán y la audacia de sus tripulantes. Así, el liderazgo cotidiano va a ser imprescindible para poder afrontar los retos y aprovechar las oportunidades que aparecerán dentro de este cambio de paradigma en un entorno cambiante y exigente: liderazgo cotidiano como exponente de nuestro esfuerzo por hacer nuestro trabajo mejor cada día, como herramienta que debe ser desarrollada más allá del comportamiento hasta convertirse en una actitud diaria que impacte en nuestras carreras profesionales y nuestras organizaciones y , finalmente, como rutina de progreso.

La mejor manera de predecir el futuro es creándolo” decía Peter Drucker. Por eso, el reto de las organizaciones y sus profesionales es que trabajen por el liderazgo cotidiano para crear el futuro.

El liderazgo cotidiano en tiempos de cambio recoge el espíritu de la Calidad Qin, que constituye una visión de la calidad preparada para responder a los retos en estos tiempos de incertidumbre y facilitar a los líderes el gobierno del cambio.

El Compromiso Calidad Qin forma parte de una iniciativa de la Asociación Española para la Calidad (AEC) , a la que se han sumado innumerables “activistas” al ver en ella el nuevo camino a seguir. Esto supone impulsar una filosofía transformadora que facilite la sensibilización del valor de la calidad como elemento estratégico de la competitividad y sostenibilidad de las organizaciones, por parte de la sociedad, los profesionales, las instituciones y las empresas.
El liderazgo cotidiano puede asumir los principios de la Calidad Qin porque para ambos enfoques la calidad es iniciativa, interacción, información, inteligencia, innovación e inspiración.
Por ello, es fundamental comprometerse con esta filosofía como herramienta que va a permitir a las empresas ser protagonistas y sobrevivir a lo único permanente: el cambio.

El cambio de nuestra sociedad está pasando, lo estamos viviendo; porque la innovación no sólo trae nuevos servicios o nuevos productos, trae un nuevo mundo. Estamos asistiendo a una revolución tecnológica que ha hecho tambalear nuestros procesos organizativos, nuestros sistemas educativos y nuestro trabajo diario como nunca antes desde la revolución industrial. Las empresas y los profesionales tienen que evitar quedarse desfasados tecnológica y socialmente para seguir siendo competitivos y abrirse camino en los nuevos mercados.

Probablemente, todo lo anterior genera ansiedad y puede llegar a preocupar, pero sería un error obsesionarse con el cambio o la innovación. No es necesario crear departamentos o estructuras para ello, sino que hay que impulsar la mentalidad. El liderazgo cotidiano es hacer de tu trabajo diario, de tu rutina, un camino hacia la innovación y hacerlo de manera natural, porque la innovación es lo que distingue al líder de los demás y el liderazgo cotidiano será lo que distinga a las organizaciones innovadoras y competitivas del resto.

Celebremos entonces el Día Mundial de la Calidad liderando el cambio y con la esperanza de que, desde la calidad, seremos protagonistas de la transformación hacia un mundo mejor y que esta mejoría haga del progreso algo sostenible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s