La historia de la Salud Pública y su influencia sobre el Medio Ambiente

Dr. Pablo Gómez Martínez, Profesor del Máster en Prevención de Riesgos Laborales, Excelencia, Medio Ambiente y Responsabilidad Corporativa de Bureau Veritas Formación 

A lo largo de los tiempos las enfermedades y las causas de mortalidad han ido cambiando, así como la supervivencia de los individuos y la calidad de vida.

En estos cambios, han influido el hábitat del ser humano y la compleja red de relaciones sociales, diferentes entre culturas y épocas, dependiendo de los determinantes de la salud. Se comenzaron a hablar de los grandes determinantes de la salud de los individuos y de las poblaciones, a partir del estudio presentado por Marc Lalonde en 1974.

Lalonde era un abogado y político que desempeñaba el cargo de Ministro de Salud Pública de Canadá y encargó un estudio a un grupo de epidemiólogos para que estudiaran, en una muestra representativa, las grandes causas de muerte y enfermedad de los canadienses.

Al final del estudio, Lalonde presentó un Informe denominado: ‘Nuevas perspectivas en la salud de los canadienses’, que marcó uno de los hitos importantes dentro de la Salud Pública, como disciplina orientadora para accionar los servicios de salud encargados de velar por la salud de la población.

Una de las grandes aportaciones es la identificación de los determinantes de la salud al conjunto de factores, tanto personales como sociales, económicos y ambientales que determinan el estado de salud de los individuos o de las poblaciones.

Estos factores se pueden dividir en dos grandes grupos:

  • Aquellos que son de responsabilidad multisectorial de un país, como son los determinantes económicos, sociales y políticos
  • Y los de responsabilidad del sector Salud, en lo que se refiere a las acciones sanitarias que se realizan dentro de un territorio, en cuanto a la vigilancia y el control, y de la promoción y actuación  directa en otros.

La ciencia como respuesta

Los elementos determinantes de la salud son:

  • De Estilos de vida.
  • Ambientales.
  • Genética y biológía de la población.
  • Atención sanitaria y servicios de salud de cada territorio.

Si recurrimos a la historia, son muchos los científicos que, gracias a sus investigaciones, han permitido que la humanidad comprendiera la trascendencia de los factores económicos, sociales y políticos, sobre la salud de la población.

Erradicar la miseria

A finales del siglo XVIII y a lo largo del siglo XIX, ocurrieron una serie de acontecimientos que influyeron para que los estados modernos comprendieran la influencia de estos factores en la salud de la población. Como resultado, nació la Salud Pública como disciplina científica.

Los acontecimientos más trascendentes fueron los trabajos del médico Johann Peter Frank, quien desempeñó su profesión como médico asistencial y como profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Gotinga (Alemania). Frank escribió, a principios del siglo XIX, el tratado: ‘Un sistema completo de Policía Médica.

La investigación concluyó que la miseria era la madre de las enfermedades, con lo que fue uno de los primeros en la era moderna en considerar los aspectos económicos y sociales, como importantes para la salud de la población. Por ello es considerado como uno de los primeros médicos que contribuyó con el nacimiento de la Salud Pública.

La contaminación del siglo XIX

La Revolución Industrial también marcó el devenir de la ciencia. En Londres había un desarrollo masivo de fábricas, que producían gran polución ambiental. Existía una gran explotación a los obreros, quienes cobraban salarios paupérrimos por una media de más de doce horas diarias.

A causa de estas condiciones laborales, los obreros y sus familias vivían en condiciones muy desfavorables, en hogares insalubres, con un gran hacinamiento, sin agua potable y desagüe. Lo que les exponía a ser víctimas de epidemias de enfermedades como el cólera, la malaria, la tuberculosis o la fiebre tifoidea.

El Estado nombró una comisión para que estudiara este problema y pudiera aportar soluciones para erradicar esta lacra. El abogado Edwin Chadwick fue el encargado de la investigación, en la que recomendó que: Mientras los habitantes de los lugares abandonados y sucios de las ciudades sean incapaces de valerse por sí mismos y obtener viviendas saludables con aire y luz suficientes, con abastecimientos de agua potable y desagüe, su salud y fuerza física se verán perjudicadas y sus vidas acortadas por las influencias negativas del medioambiente exterior (Inglaterra 1842).

En esa misma época, en Alemania, el destacado médico Rudolf Virchow también señalaba que los obreros necesitaban mejores condiciones de vida y que era responsabilidad que los gobiernos debían abordar.

Saneamiento ambiental

Desde Estados Unidos también surgieron estudios semejantes a los de Chadwick. En 1850, el estadístico y maestro, Lemuel Shattuck, advirtió sobre las pésimas condiciones sanitarias de la capital de Inglaterra.

Recomendaba mejores condiciones de vida, saneamiento ambiental, el control de las enfermedades infecciosas, mejores escuelas de medicina y enfermería, donde se debería hacer énfasis en la enseñanza de la higiene y de la medicina preventiva y la creación de Juntas locales y estatales de Sanidad.

A partir de estos informes,  los gobiernos de los países de Europa y América del Norte, comprendieron la importancia de los determinantes de la salud.

El hallazgo de Lalonde

Un siglo después se cerró el círculo entre la influencia del medio ambiente en la salud pública. En 1974 se publicó el Informe Lalonde donde se expuso, luego de un estudio epidemiológico de las causas de muerte y enfermedad de los canadienses, que se habían determinado cuatro grandes determinantes de la salud, que marcaron un hito importante para la atención de la salud tanto individual como colectiva. Recordamos estos cuatro determinantes como homenaje a este Día  Mundial del Medio Ambiente.

Medio Ambiente: relacionado a los factores ambientales físicos, biológicos, de aspectos de contaminación atmosférica y de contaminación química: suelo, agua y aire. Y los condicionantes socio-culturales y psicosociales relacionados con la vida en común,

Por ello, tenemos que agradecer a la Salud Pública, el cuidado del medio ambiente como respuesta a su directa acción sobre nuestra salud. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s