¿En qué se basa el paradigma Blockchain y qué puede aportar a la Educación?

Actualmente, el paradigma y la filosofía Blockchain, así como las tecnologías que la hacen posible, están cada día más cerca de nuestras vidas cotidianas. Aunque todo comenzó allá por el año 1991 cuando Stuart Haber y W. Scott Stornetta describieron el primer trabajo sobre una cadena de bloques asegurados criptográficamente, fue en 2008 cuando realmente se dio a conocer con la llegada del Bitcoin y el resto de criptomonedas. A día de hoy la tecnología Blockchain sigue ocupando noticias, tanto por la revalorización de esas criptomonedas, como por la aplicación de dicha filosofía a otros ámbitos más allá de las finanzas. Por ejemplo, la salud, las relaciones institucionales, los registros de la propiedad, el almacenamiento en la nube, gestión de identidades, autorías, certificación, etc.

Aunque tecnológicamente el paradigma de la Cadena de Bloques (Blockchain) puede ser complejo de explicar y entender, su filosofía es más bien sencilla. En líneas generales, se puede decir que nació con el objetivo de eliminar los “intermediarios” existentes en las transacciones económicas, como los banqueros, creando un Libro de Registros de Transacciones mundial libre, pero a la vez seguro como el de los bancos. Por lo tanto, la idea es poder realizar y registrar “transacciones” de cualquier índole de forma segura y transparente. De este modo, cada Bloque de la Cadena representa de forma digital y encriptada un conjunto de “transacciones” realizadas entre usuarios de la red (dinero, contrato firmado, certificación educativa, validación de identidad, etc.). Para que una “transacción” se convierta en “registro válido” y entre a formar parte de un Bloque,  debe ser antes validada por la red mundial de nodos Blockchain. Además de todo lo anterior, una vez que se completa un Bloque de transacciones o registros válidos (eslabón de la cadena), éste queda sellado y enlazado con los bloques anterior y siguiente de la Cadena de Bloques, quedando de esta forma, indeleble, inmutable y perpetuo. Por otro lado, es importante tener en cuenta que esta “Cadena de Bloques” es simultánea y transparente porque existe una copia de la misma en cada uno de los nodos de verificación de la red mundial Blockchain, lo que hace que esta tecnología sea tan segura y fiable.

Por todo ello y tras constatar que esta filosofía y la tecnología que la sustenta ya tiene aplicación real en multitud de ámbitos y cada vez está más inmersa en nuestra sociedad, la ISO/IEC a través del Subcomité Técnico SC36 perteneciente al Comité JTC71 y vinculado a las Tecnologías de la Información para el Aprendizaje, la Educación y la Formación, ha publicado un informe a finales de 2020. Este informe tiene como objetivos: describir qué aporta este paradigma y su tecnología de forma concisa; cuáles pueden y deben ser las utilidades de la Cadena de Bloques en Educación mediante un análisis de casos a nivel mundial; y  finalmente, qué estándares deben desarrollarse basándose en las tecnologías y especificaciones técnicas de facto que ya utilizan esos casos de uso analizados.

BlockCert MIT
BlockCert MIT

Tal y como se describe en este Informe (ISO N4094),  la Tecnología Blockchain aporta en sus propios fundamentos: auto-soberanía, descentralización, desintermediación, colaboración, confianza, control de la seguridad, transparencia e inmutabilidad. Tras una revisión de casos de uso en educación en países de Asia, Europa, África y América, se concluye que los fines principales que debería cubrir este paradigma en la educación son: manejo de certificación, gestión de identidad para la formación on-line, propiedad intelectual, gestión de relaciones institucionales y seguridad vinculada al almacenamiento. Sin embargo, tal y como se constata en dicho informe, la mayor utilización se está realizando en el ámbito de la Certificación de titulaciones. Es el caso de la Universidad de Melbourne  que utiliza el estándar abierto Blockcerts desarrollado por el MIT, lo que significa que los certificados son propiedad del alumno, portátiles, verificables de forma independiente e interoperables con cualquier sistema que admita Blockcerts u Open Badges 2.0 e independientemente de que la institución que lo certifica desaparezca. También Bureau Veritas Formación, ha tomado la dirección correcta en este ámbito, puesto que desde diciembre de 2020 realiza una Certificación Digital basada en Cadena de Bloques.  Otro ámbito de aplicación también detectado en las universidades e instituciones públicas es la Gestión de la propiedad intelectual en el desarrollo de proyectos e ideas colaborativas, como en el caso de Monash University (Australia) y East China Normal University. Por último,  un aspecto importante a tener en cuenta es que en abril de 2019 la Unión Europea creó la European Blockchain Partnership comprometiendo a todos los países miembros de la UE a trabajar de forma unánime en los siguientes ámbitos: Notarización (actas y auditorías digitales), Certificación educativa y Gestión de identidad del ciudadano. En cuanto a las especificaciones técnicas y estándares de facto utilizados, el informe realiza un análisis exhaustivo de los mismos (más de 70), así como de los organismos reguladores e instituciones que intentan aunar esfuerzos para delimitar su uso y crear estándares oficiales  (UE, CEN, CENELEC, ISO, IEEE, W3C, DIF y otros como Enterprise Ethereum Alliance, Linux Foundation, Sovrin, etc.). Como resultado, se presenta una clasificación detallada de las 32 tecnologías o estándares de facto considerados más relevantes y utilizados para el ámbito educativo. En el área de Certificación Digital se citan los siguientes: BlockCert, Consortium, Open Badge Initiative, Credential, Open Certs, Verifiable Credential Specification (VC), CEDCI, EWP, ELMO/EMREX, EOC, TMS. Tal y como reconoce el Subcomité ISO-IEC/SC36 este área de aplicación es con diferencia el más maduro, aunque es necesario una armonización para reconocer aquellas especificaciones técnicas de facto que, finalmente, deben convertirse en estándar ISO por su robustez, fiabilidad, validez y uso masivo en la mayor parte de instituciones y organizaciones educativas.

Antonio Galisteo del Valle; Responsable del Centro de Desarrollo e-learning, Innovación y Calidad Educación Digital en Bureau Veritas Formación .

¿Conoces la Tecnología BlockChain? ¿Conoces algún otro uso además de la Certificación de Titulaciones?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s